El propósito de mi arte es simplemente disfrutarlo como disfrutamos de la buena música. No pretendo llevar ningún mensaje posterior en mis pinturas. Tiene que ver con la forma en que la contemplación de la pintura en sí afecta mis sentimientos de forma similar a como lo hace la música. Los motivos de mis obras son solo excusas casuales en un intento de impactar visualmente las emociones.

Alejandro DJ